La JP de Chaco rechazó las medidas de ajuste de Macri

La JP de Chaco rechazó las medidas de ajuste de Macri

Para encontrarnos

En el marco del Encuentro Provincial de Juventudes, que se realizará el próximo 29 de septiembre en Puerto Tirol, diversos sectores de la juventud chaqueña se reunieron en el Centro Cultural Municipal de la localidad tiroleña con el fin de ultimar detalles de la organización. En la oportunidad, los presentes analizaron la situación política a nivel nacional y provincial, y elaboraron un documento político en rechazo a las medidas de ajuste llevadas adelante por el gobierno nacional.

El escrito titulado “Nos están saqueando el futuro, no las góndolas”, expresa la postura de la juventud ante el avasallamiento que ejerce el Gobierno de Mauricio Macri a un pueblo que, hoy, pareciera no tener futuro.  Y continúa: “la vuelta al Fondo Monetario Internacional (FMI) significa para la Argentina volver a un estado de subyugación, lo que implica la pérdida de soberanía económica y política, y nos lleva a atravesar lo que podría llamarse, un nuevo proceso de “re-colonización”.

Históricamente el FMI ha estado involucrado en las crisis financieras y políticas de América Latina. El relato reciente nos recuerda que el plan económico diseñado por el Gobierno de Carlos Saúl Menem y Domingo Cavallo, que incluía un agresivo plan de privatizaciones y achicamiento del Estado, además del Plan de Convertibilidad, donde el peso se ancló al dólar, contó con la aprobación de esta organización financiera internacional. Más adelante con el gobierno de Fernando De la Rúa la crisis se profundizó, las políticas implementadas en desmedro de los derechos de lxs trabajadorxs seguían su curso. En el año 2001 el recordado corralito financiero impedía a lxs argentinxs disponer a discreción de sus ahorros de toda la vida. Finalmente el presidente renunció, huyendo en helicóptero en medio de un enorme estallido social.

Estos antecedentes históricos dan cuenta de lo nocivo que es para nuestro país utilizar la política al servicio del mercado y no del pueblo, como decía el general Perón “la economía no es ni ha sido nunca libre: o se la dirige y controla por el Estado en beneficio del Pueblo o la manejan los grandes monopolios en perjuicio de la Nación”.

A partir del año 2005 cuando Néstor Kirchner le pagó al Fondo Monetario Internacional 9.600 millones de dólares, significó mucho más que pagar una deuda, fue tomar la decisión de que la Argentina iba a comandar la economía nacional sin recetas ni órdenes recibidas desde afuera. No fue solamente el pago de un préstamo, fue una decisión irrevocable de autonomía política, económica y social. Asimismo, la ex-presidenta Cristina Fernández de Kirchner continuó con la política de desendeudamiento cuando en el año 2015 pagó íntegramente el Boden, cerrando de esa manera el capítulo del gran desendeudamiento argentino, al menos hasta entonces.

Sin embargo los errores del pasado son ignorados por el grupo de CEOS que gobiernan en la actualidad nuestro país. Según Mauricio Macri, la Argentina ha obtenido un “acuerdo histórico” con el FMI, en eso podríamos estar de acuerdo con el presidente, ya que después de 12 años de no haber contraído deuda con organismos internacionales de crédito, nuestro país vuelve a endeudarse de manera histórica, 100 años de deuda, bajo las recetas económicas de la gerente Christine Legarde. Esto ha significado un devenir de consecuencias, como la apertura indiscriminada de la economía a la autorregulación del mercado, donde la timba financiera de los amigxs de MACRI están a la orden del dólar, mientras se fugan las reservas del banco central, quienes deben hacer el sacrificio patriótico son los sectores populares y la clase media argentina.

Por lo que este modelo de país no escatima en ajustes,  se oficializó el recorte de diez ministerios, según el gobierno se trata de una “reingeniería en la administración pública”, lo cierto es que el Estado se volvió a achicar, en áreas sensibles como el Ministerio de Salud, de Trabajo, de Cultura y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Y no resulta casual la conversión de dichas carteras en Secretarías de Estado, teniendo en cuenta que han sido los sectores más perjudicados por el ajuste.

Sin olvidar el avasallamiento en cuanto a educación, el recorte de presupuesto de un total de $ 4.000.000 a las universidades que generó que hoy más de 57 universidades públicas aún no hayan iniciado las clases. El recorte de las becas deja a lxs alumnxs sin posibilidad de estudiar, la negación del Estado a reconocer el pedido del 30% de aumento al sueldo docente que no equipara el nivel de inflación actual. Como estudiantes acompañamos está lucha ya que seremos nosotrxs lxs que el día de mañana ocuparemos esos espacios, seremos profesionales gracias a nuestrxs docentes que en la lucha también nos están enseñando.

Mientras los alimentos de primera necesidad faltan en las mesas de lxs argentinxs, la Unión Cívica Radical, cómplice del ajuste salió a respaldar al Ejecutivo Nacional, en pos de una gobernabilidad que no contempla la realidad de lxs que menos tienen. Pero los resultados de las políticas de hambre ya empiezan a notarse, y lxs primeros que acusan recibo son los sectores populares, como fue en el caso de Ismael Ramírez, un niño qom de la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña, que fue asesinado por este modelo económico y político de miseria planificada. No queremos ni un pibe menos, exigimos al Estado celeridad esclarecimiento y justicia para la familia de Ismael.

Como militantes activxs de la Juventud Peronista Chaqueña no podemos quedarnos al margen de las problemáticas que golpean nuestra realidad, en este sentido, manifestamos nuestro enérgico repudio al “sálvese quien pueda” y a la desidia a la que nos condena el gobierno nacional.

Nosotrxs creemos en una Argentina donde lxs pibxs podemos construir nuestro proyecto de vida con un Estado presente, donde la pobreza se soluciona desde las políticas económicas al servicio del pueblo y no del mercado, donde la lucha por los derechos humanos ocupan un lugar central en la agenda del gobierno, en el que la inclusión con perspectiva de género son políticas públicas efectivas y donde la política es considerada el mejor lugar donde lxs pibes pueden estar para transformar la Patria.

La crisis no nos divierte, por el contrario nos entristece y nos llama a la organización y a la movilización. Mientras el gobierno nacional y el FMI nos piden paciencia, nosotrxs no nos vamos a quedar en nuestras casas con los brazos cruzados, este contexto político exige ponerle el cuerpo a las ideas, demanda seguir construyendo organización popular en las calles, en los sindicatos, en la universidad, en los barrios, y desde el lugar donde nos toque.

Dengue - De vos depende