En Cote Lai, cayó un prófugo buscado en Córdoba, por abuso sexual a una menor

En Cote Lai, cayó un prófugo buscado en Córdoba, por abuso sexual a una menor

Sube estudiantil

Según informó El Diario del Centro del País de Villa María (Córdoba), el supuesto abusador estaba viviendo con una maestra jardinera. La semana que viene sería trasladado a Villa María.

La noticia se viralizó y un vecino de la localidad de Cote Lai, aportó el dato para que la Policía lo detuviera luego de permanecer prófugo 409 días.

Tras permanecer prófugo de las autoridades durante 409 días, fue detenido el sujeto que está acusado de haber violado a una nena de 11 años, hija de su expareja, cuando los tres vivían en la vecina localidad de James Craik.

Se trata de Hugo Armando Ayala (38), un santafesino que desde fines de marzo de 2018 está acusado como presunto autor de “abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia” con la víctima.

 

Lograr capturarlo

Efectivos de la Policía chaqueña dieron cumplimiento así a una orden de captura nacional e internacional que pesaba sobre el supuesto violador desde abril del año pasado, dispuesta por la fiscal villamariense Silvia Maldonado, quien intervino en la primera etapa de la instrucción judicial de la causa.

Alrededor de las 14 de ayer, la mamá de la menor -quien ahora está radicada en Pozo del Molle- se enteró a través de un contacto de Facebook que su exconcubino se encontraba en Cote Lai y le comunicó la novedad a la fiscal Juliana Companys, quien quedó a cargo del proceso penal luego de asumir en la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno.

De inmediato, la funcionaria se contactó con el jefe de la Policía de la Provincia del Chaco, comisario mayor Fernando Romero, quien se encargó de darle curso a la orden de captura vigente y comisionó a personal del Destacamento de Cote Lai para que detuvieran al sospechoso.

Cuando los efectivos llegaron a la vivienda donde estaba Ayala se percataron que se encontraba conviviendo con una maestra jardinera, quien desconocía totalmente que su pareja fuera un prófugo de la Justicia cordobesa.

Pocos minutos después, el propio jefe policial le informó a la fiscal Companys que el fugitivo estaba a buen resguardo, tras lo cual se iniciaron los trámites correspondientes (oficio de por medio) para que el acusado sea traído a Villa María a los efectos de responder ante la Justicia por el grave delito que se le atribuye.

De todos modos, el traslado de Ayala a esta ciudad va a demandar varios días y se estima que a fines de la semana próxima viajará a la provincia norteña una comisión de la División Investigaciones de la Unidad Departamental General San Martín para ejecutar la medida.

 

Violada en su casa

El abuso sexual se produjo el martes 20 de marzo de 2018 en la vivienda que por entonces ocupaban Ayala, su expareja y  la nena de 11 años (como familia) en James Craik.

Cuando la mujer se enteró de lo sucedido por boca de su hija inmediatamente formuló la denuncia en la sede policial de la vecina localidad y horas después tomó intervención la fiscal Maldonado.

La funcionaria judicial dispuso que se realizara una Cámara Gesell a la víctima. La medida se llevó a cabo el 27 de marzo y arrojó resultado positivo, por lo que al día siguiente ordenó la detención del sospechoso, quien en ese momento se encontraba en la localidad de Los Zorros, en la casa de un hermano.

Sin embargo, cuando la Policía fue a buscarlo, Ayala se había escapado y no volvieron a saber más de él. Literalmente desapareció.

En noviembre pasado, una versión dio cuenta que el acusado se encontraría en la provincia del Chaco, pero luego de una serie de averiguaciones no se pudo dar con su paradero. Fuente: El Diario del Centro del País