Pichetto no suma: criticó a los sacerdotes que critican a Macri y al “circuito perverso de los planes»

Pichetto no suma: criticó a los sacerdotes que critican a Macri y al “circuito perverso de los planes»

Sube estudiantil

Gustavo Martínez Intendente

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, consideró que los representantes de la Iglesia Católica que critican al presidente Mauricio Macri por la pobreza «sobreactúan para quedar bien con el papa» Francisco, aunque, dijo, ni el Sumo Pontífice «les pide tanto» porque «es más prudente que ellos».

Pichetto afirmó que los conceptos vertidos el domingo último por el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, quien le pidió a Macri que se llevara de esa provincia el «rostro de los pobres», carecieron de la «diplomacia vaticana» y fueron propios de «un hombre poco inteligente».

«La pobreza de Salta también es estructural y de larga data. La gestualidad que tuvo con el Presidente fue incorrecta, por decirlo de una manera suave», insistió el senador peronista sobre la actitud del prelado.

En declaraciones al canal TN, Pichetto señaló que algunos referentes de la Iglesia «sobreactúan para quedar bien con el Papa», pero, analizó, «el Papa no les pide tanto» porque «es más prudente que ellos».

 

“Este circuito perverso de los planes»

Pichetto reiteró que «hay mucha gente en Argentina que está repensando el voto» para las elecciones de octubre, y advirtió que, si el país «no crece y no hay empleo, hay que seguir sosteniendo este circuito perverso de los planes» sociales.

Pichetto indicó que el presidente Mauricio Macri «está convencido de que esta es una elección en la que se puede llegar al balotaje» y aseguró que «estamos en condiciones de recuperar votos».

Por eso, estimó que después de las PASO del 11 de agosto «hay mucha gente en Argentina que está repensando el voto».

Por otro lado, insistió con que «hay sectores que generan acciones de violencia, la toma de shoppings y de la calle, y que están en el núcleo con el Frente de Todos».

En esa línea, planteó que «en la medida que no generemos una apuesta al desarrollo y el crecimiento, un marco de discusión con el mundo del trabajo y el empresario, y alivianemos la carga impositiva, Argentina no va a crecer, y si no crece, no hay empleo, y si no hay empleo hay que seguir sosteniendo este circuito perverso de los planes, donde hay actores que tienen control, dominio, clientes y recursos», enumeró.

Por otro lado, Pichetto evaluó que «el planteo del hambre es una derrota simbólica de la democracia argentina como país productor de alimentos, y porque además tampoco se ajusta a la realidad» ya que, dijo, «el Estado nacional llega con una multiplicidad de planes». Fuente: Telam

Pavimento

Seguridad