Ocho chaqueños fueron acusados de lavado de dinero y otros delitos financieros y aduaneros

Ocho chaqueños fueron acusados de lavado de dinero y otros delitos financieros y aduaneros

Coronavirus

Utilizaban cuentas bancarias, en especial cajas de ahorro, de personas de bajos recursos para aceitar el mecanismo de lavado de activos provenientes de fuentes ilegales. Se pudo establecer que cerca de 80 millones de pesos fueron movidos por esta organización durante el tiempo que estuvieron actuando en la región.

 

Se trata de una organización integrada por ocho chaqueños, acusada por el fiscal Federal, Patricio Sabadini, de simular compras en Paraguay para adquirir dólares entre 2012 y 2015, enfrentaría un juicio, en el fuero federal, por lavado de dinero.

El uso de tarjetas de débito y cuentas fue una constante. Los reportes bancarios sirvieron para detectar las operaciones. Casi 80 millones de pesos fueron movidos por esta organización compleja.

Y el fiscal federal, Patricio Sabadini, en el requerimiento de elevación a juicio, planteó la necesidad de continuar la investigación sobre los hechos relacionados con la compra y venta de divisas extranjeras y violaciones al código aduanero.

Desde la acusación indicaron que la organización usó la maniobra “Smurf”, típica del delito de lavado de dinero, que consiste en el depósito o consignación del dinero diversificado en un gran número de cuentas bancarias y en montos fraccionados que no superaban los $ 40.000, para dificultar su detección por el sistema financiero.

De esta manera se aleja progresivamente el dinero de su origen ilícito y se oculta la propiedad real de los imputados, al ser consignado a nombre de los titulares de las cuentas bancarias utilizadas en la maniobra, no obstante, los acusados se reservaban el pleno uso de la cuenta y el dinero, reteniendo en su poder el plástico o tarjeta de débito, lo que determina el dominio de la acción.

Sabadini pregunta qué le falta a la jueza “para darse cuenta” que Sampayo “es peligroso”

Se cree que las operaciones se desarrollaron desde 2012 a 2015 y buscaron blanquear ganancias de procedencia ilícita, ello mediante la aplicación y puesta en circulación de importantes sumas de dinero en el circuito bancario a través de depósitos en cajas de ahorro, como así la adquisición de vehículos.

Asimismo, los investigadores indicaron que la organización usó cuentas bancarias de personas de bajos recursos, como beneficiarios de planes sociales nacionales o provinciales, jornaleros y trabajadores independientes.

 

Por los trascendidos de la causa, se dejaron entrever dos situaciones que decantan lo burdo de las operaciones. Una persona prestó a un pariente lejano su tarjeta, de la misma entidad, pero como no pudo encontrarlo más se acercó a la sucursal. Allí el gerente de la entidad le informó que la cuenta era usada para mover importantes sumas de dinero. Ambas personas se enteraron, luego de ir al banco, que eran millonarias.

A esto, se le suma la alevosía de otro hecho. En 8 meses, los sospechosos cruzaron al Paraguay 684 veces, si, casi todos los días. Y la estadía no superaba nunca las 5 horas. Fuente: Diario Norte, Chaco Día por Día y propias

 

 

Tu gobierno digital

¿Necesitas ayuda? Llamá al 108

Municipalidad de Resistencia - Moratoria

Barranqueras - Municipio de todos

Guardias DDH y Violencia - Gobierno del Chaco

Municipalidad de Resistencia

Cómo protegernos del COVID-19

Barranqueras - Nuevas medidas de prevención COVID-19