Rodrigo Ocampo anticipó que los municipios dispondrán de adelantos de coparticipación

Rodrigo Ocampo anticipó que los municipios dispondrán de adelantos de coparticipación

Coronavirus

En medio de las exigencias que impone la emergencia sanitaria generada por el avance del coronavirus en la provincia y el país, las comunas chaqueñas cuentan con una novedad auspiciosa. Es que el secretario de Municipios del gobierno provincial, Rodrigo Ocampo, anticipó que los gobiernos comunales dispondrán de «adelantos de Coparticipación con recupero a partir del mes de mayo», garantizando así los recursos para el cumplimiento de sus obligaciones salariales y políticas de servicio.

Las definiciones se tomaron en un arduo trabajo en conjunto con el Ministerio de Hacienda y Finanzas que comanda Maia Weolflin, y comprendió un cálculo específico por Municipio, después de que se otorgaran 222 millones por pago de la tercera cuota de coparticipación de forma reciente y restando el pago de la 4ta cuota en la semana siguiente. «Dichos adelantos serán tramitados por la Secretaria de Municipios y elevados al Ministerio de Planificación y Economía», puntualizó el funcionario provincial.

Ocampo anunció además que serán «suspendidas las retenciones o descuentos a los Municipios que hayan tomado créditos vía Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y Fondo Federal (FF)», lo que significará un alivio en los ingresos por 28 millones de pesos, «permitiendo mayor flujo financiero». Se estiman $10.700.000 por FGS y USD 247.000 por FF, que no serán descontados a los Municipios que se encuentren la nómina de créditos tomados en la etapa anterior.

 

Panorama financiero

En cuanto a la esperable caída en la situación financiera, producto de la desaceleración de la actividad, Ocampo señaló que «tenemos una discusión latente porque se ha producido una merma en la coparticipación y esto genera una disminución de los ingresos de los municipios, y para eso ya estamos delineando una política y una estrategia financiera de asistencia».

El secretario de Municipios indicó que se sigue de cerca los casos de todos los tipos y colores, desde cuestiones con Pampa del Infierno o Miraflores; hasta inconvenientes propios de la zona metropolitana. «Las situaciones financieras son difíciles de resolver, nuestra voluntad y práctica permanente del diálogo nos hacen ir tomando decisiones tratando de no afectar los recursos de las Comunas a largo plazo y no estamos recayendo en instrumentos de financiamiento más allá de la mecánica permanente de adelantos de coparticipación», puntualizó.

El funcionario provincial destacó que «el gobernador ha planteado desde un principio poder representar con una lógica de espejo los esquemas que hace la Nación, por ejemplo, hasta ahora no hemos resuelto otorgar ayudas no reintegrables, que son prácticamente subsidios, porque el Estado Nacional no nos está otorgando esta posibilidad».

Ocampo ratificó además que se seguirá trabajando en las políticas de financiamiento internacional que se vienen buscando desde el «minuto cero» de la gestión. «Estas tres políticas son la base de acción, más allá de que hay complicaciones difíciles de resolver en el corto plazo, pero entendemos que en la mecánica de Nación y Provincia vamos a encontrar las soluciones», agregó.

 

El sudoeste tras las inundaciones

Al secretario de Municipios le tocó arrancar la gestión con inundaciones que pusieron nuevamente en jaque al sudoeste chaqueño, corazón productivo de la provincia. Aunque la vorágine informativa se fagocitó el tema, con la irrupción del coronavirus y el dengue; Ocampo aseguró que «la preocupación es permanente porque, después de una inundación cada lluvia posterior genera alarma». «La comunidad está atravesada por la angustia que han generado las inclemencias climáticas no sólo del 2020 sino también las del 2019; por lo tanto, la situación sigue siendo complicada», entendió.

Sin embargo, remarcó que, por ejemplo, las obras necesarias en los Bajos Submeridionales, «están en marcha» y por eso se han podido superar dificultades en municipios como General Pinedo. «Allí, el plan de canalización permitió que el agua pueda escurrirse fuertemente del pueblo en tres días: obviamente después hubo que resolver la cuestión en la parte rural, pero la gente estuvo resguardada», indicó.

El funcionario admitió que «falta mucho, porque los trabajos requieren coordinación con las provincias vecinas al tratarse de cuencas interprovinciales, pero hoy la comunidad está atenta a esta situación, pero la preocupación es constante». «Necesitamos concretar una estrategia de manejo del agua, porque la sequía no es la solución, pero tenemos equipos muy calificados en APA y en los ministerios provinciales como para ir resolviendo estos problemas estructurales de la provincia», aseveró.

 

El rol del Estado

Haciendo un repaso sobre la situación provincial en el devenir de la emergencia sanitaria, Ocampo remarcó que «charlando con algunos intendentes decíamos que esta acción de la comunidad que es aislarse, significa ordenar el territorio a organizar a la comunidad en función de una estrategia principal que es poder frenar la expansión de un virus letal en toda Europa y, por supuesto también, en grandes potencias del mundo, como China y Estados Unidos».

«Si lo logramos, vamos a tener una situación racionalmente controlada y sostenida en el tiempo: es decir, la Argentina ha tomado una decisión muy inteligente que es el autoaislamiento, empezando a cambiar algunos hábitos y definiendo una estrategia que muestra a las claras que quien defiende a la comunidad es el Estado y no el mercado», concluyó. Fuente: Agencia Foco

Tu gobierno digital

¿Necesitas ayuda? Llamá al 108